Archivo Histórico Arquidiocesano
Monseñor Bernardo Augusto Thiel

El Archivo Histórico Arquidiocesano Monseñor Bernardo Augusto Thiel es el archivo histórico de la Arquidiócesis de San José (Costa Rica), encargado de conservar y poner a disposición de los interesados el patrimonio documental de ésta, fruto de la actividad desarrollada por diferentes instituciones diocesanas desde finales del siglo XVI en adelante. Es por tanto un archivo privado, abierto al público por entender la Iglesia que “los archivos, en cuanto bienes culturales, (…) con el paso del tiempo adquieren una dimensión universal, transformándose en patrimonio de toda la humanidad” (Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Igleisa. Carta circular: La función pastoral de los archivos eclesiásticos, 1997, p. 36).

Orgánicamente está integrado dentro de la Curia Metropolitana de San José, bajo la dependencia directa del Canciller de la misma (Código de Derecho Canónico: “Del canciller y otros notarios, y de los archivos”, cánones 482 al 491).

Los objetivos del Archivo Histórico Arquidiocesano pueden resumirse de la siguiente manera:

- Conservar el patrimonio documental de la Arquidiócesis de San José.

- Facilitar su consulta por parte de todas las personas interesadas.

- Promover su difusión entre el público en general.

Para poder cumplir esos objetivos generales, el Archivo Histórico Arquidiocesano desarrolla las siguientes funciones:

- Reunir los documentos de los obispos de San José, Curia, parroquias y demás instituciones arquidiocesanas que posean valor científico y cultural.

- Conservar los documentos de la forma más adecuada posible, adoptando las medidas que faciliten su preservación a largo plazo.

- Organizar los documentos de acuerdo a la metodología archivística.

- Describir los documentos mediante la elaboración de guías, inventarios, catálogos e índices.

- Facilitar los documentos a las personas interesadas en la sala de consulta.

- Realizar las certificaciones y reproducciones de documentos que se soliciten.

- Proyectar el archivo por medio de acciones difusoras (visitas guiadas, exposiciones, colaboraciones con otras instituciones…).

Equipo del Archivo

El Archivo se encuentra conformado por el siguiente equipo de trabajo:

NombrePuestoCorreo
Pablo Durand BaquerizoJefaturapdurand@arquisanjose.org
Fiorella Solano CummingsSala de Consultafsolano@arquisanjose.org
Daniel Aguilar PachecoTratamiento documentaldaguilar@arquisanjose.org
Marvin Chinchilla MoralesConservación documentalmchinchilla@arquisanjose.org
Marielos Méndez HernándezRecepción y certificacionesinfoarchivo@arquisanjose.org
Martha Hernández SobalvarroMiscelánea

Reseña Histórica

Para acercarnos a la Historia del Archivo Histórico Arquidiocesano es necesario conocer cuál ha sido la evolución histórica de la Iglesia en Costa Rica, dentro de la cual se pueden distinguir tres etapas fundamentales:

• Diócesis de Nicaragua y Costa Rica (hasta 1850): Desde los primeros pasos de la Iglesia en suelo costarricense, en la segunda mitad del siglo XVI, hasta el año 1850, Costa Rica perteneció eclesiásticamente a la Diócesis de Nicaragua y Costa Rica, con sede en León (Nicaragua). Durante este largo periodo el obispo de León estuvo representado en Costa Rica por un Vicario, con sede en Cartago (capital de la Provincia de Costa Rica durante la etapa colonial). Desde un inicio la Vicaría debió de ir formando su archivo como resultado del ejercicio de sus funciones, principalmente como delegación del obispo y como juzgado eclesiástico y juzgado de capellanías.

• Diócesis de San José (1850 - 1921): El 28 de febrero de 1850, mediante la Bula Cristianae Religionis Autor del Papa Pío IX, fue erigida la Diócesis de Costa Rica como sufragánea de la Arquidiócesis de Guatemala, abarcando todo el territorio del Estado de Costa Rica. El primer obispo de San José, Monseñor Anselmo Llorente y Lafuente (1851-1871), fue consagrado en Guatemala en noviembre de 1851 y llegó a Costa Rica en diciembre de ese año. En 1852 se organizó la Curia diocesana y el archivo de la Vicaría se trasladó de Cartago a San José. El II Obispo de San José, Monseñor Bernardo Augusto Thiel (1880-1901) construyó el primer palacio episcopal (actual sede de la Curia Metropolitana) entre los años 1886 y 1888, donde fijó su residencia y la sede de las oficinas de la curia diocesana y del archivo. Destacó, además, entre otros muchos aspectos, por su interés por el estudio de la Historia eclesiástica de Costa Rica, plasmado entre otras obras en sus Datos cronológicos para la Historia eclesiástica de Costa Rica, publicados en la revista Mensajero del Clero a partir de 1896, obras que demuestran una exhaustiva revisión de los documentos del archivo. Por tanto, durante el episcopado de Thiel, el archivo adquiere una sede estable y una nueva dimensión como fuente para el estudio de la Historia que ya no abandonará. Los Datos cronológicos fueron continuados por Monseñor Juan Gaspar Stork, III Obispo de San José, y, ya fuera de esta etapa, por el presbítero Víctor Manuel Sanabria Martínez antes de convertirse en el II Arzobispo de San José.  

• Arquidiócesis de San José (desde 1921): En el año 1921, mediante la Bula Praedecesorum del Papa Benedicto XV, se creó la Provincia Eclesiástica de Costa Rica, formada por el Arzobispado de San José, el Obispado de Alajuela y el Vicariato Apostólico de Limón. A partir de ese año, nuestro archivo se convirtió en el archivo de la arquidiócesis josefina, conformada en ese momento por las provincias civiles de San José, Heredia y Cartago. Las diócesis que se crearon en los años sucesivos, hasta conformar las 8 diócesis que actualmente se reparten el territorio de Costa Rica (San José, Alajuela, Cartago, Pérez Zeledón, Tilarán, Ciudad Quesada, Puntarenas y Limón), fueron mermando el territorio de las tres primeras diócesis iniciales. Especial incidencia tuvo en el territorio de la Arquidiócesis la creación de la Diócesis de Cartago en el año 2005. 

En esta etapa cabe destacar la figura de Víctor Manuel Sanabria Martínez, quien primero como colaborador del Monseñor Rafael Otón Castro, I Arzobispo de San José (1921-1939), y después como II Arzobispo de San José (1940-1952) desarrolló un vivo interés por el estudio de la Historia eclesiástica y de la Genealogía y por el propio archivo de la Curia como fuente para sus investigaciones.

Durante el episcopado de Monseñor Román Arrieta Villalobos, V Arzobispo de San José (1979-2002), se marcaron las orientaciones básicas del archivo, que siguen vigentes a día de hoy: Apertura al público, profesionalización, concentración de archivos parroquiales y sede propia. En 1980 la Ley 6475 autorizó al Poder Ejecutivo a financiar el Archivo de la Curia Metropolitana mientras éste se mantenga abierto al público. En 1983 comenzó la contratación de personal especializado, procedente principalmente de las Carreras de Historia y de Archivística de la Universidad de Costa Rica. En la década de 1990 se inició de forma sistemática el proceso de concentración de archivos parroquiales en el Archivo Histórico Arquidiocesano, proceso que se vio respaldado por el Decreto de centralización de documentos dado por Monseñor Arrieta en 1994, que establece la transferencia al Archivo de la Curia Metropolitana de los documentos de parroquias y otras instituciones arquidiocesanas que tengan al menos 50 años de antigüedad y valor científico y cultural. Finalmente, en el año 2000 el archivo, después de permanecer durante más de 100 años en el edificio de la Curia Metropolitana, se trasladó a su sede actual, junto a la Rectoría Preciosísima Sangre de Cristo (conocida como Iglesia de las Ánimas) en la Avenida 10 de San José, en el antiguo convento que un grupo de capuchinos procedentes de Cartago, encabezados por Fray Rogelio de San Feliú, construyó en la década de 1950. El edificio fue ampliamente remodelado y transformado durante los años 1999 y 2000, siendo inaugurado como Archivo Histórico Arquidiocesano el 13 de noviembre del 2000.

Normativa

• Código de Derecho Canónico: “Del canciller y otros notarios, y de los archivos”, cánones 482 al 491, tratando específicamente de los archivos los cánones 486 a 491 (1983).
• Decretos del V Sínodo Arquidiocesano (1985).
• Decreto arquidiocesano de centralización de documentos (1994).
• Ley n° 6475 de 25 de septiembre de 1980.
 Reglamento de sala de consulta.
Mobirise
Dirección

Avenida 10, San José,
Costa Rica. Contiguo a la 
Iglesia de las Ánimas.

Contactos

Email: archivocuria@arquisanjose.org 
Teléfono: +506 2223 2344 

www.000webhost.com